Solomillo Wellington

Solomillo Wellington. Las recetas

Solomillo Wellington con bacon

La receta de hoy es un plato tradicional británico que consiste en un rollo de carne de solomillo envuelto en masa de hojaldre rellena de mostaza, una pasta de champiñones y bacon.

La receta original utiliza jamón de Parma en vez de bacon, pero cómo no lo tenía a mano, he puesto bacon. De cualquier modo es una receta muy original con muchos admiradores.

Solomillo Wellington con bacon

INGREDIENTES

Para el relleno de champiñones:

  • 500 gramos de champiñones frescos
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/4 de cucharadita de pimienta negra

Para la carne:

  • 1 kilo de solomillo de cerdo o de ternera
  • Sal y pimienta, al gusto
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen
  • 70 gramos de mostaza de Dijon
  • 250 gramos de lonchas de bacon
  • 1 hoja de hojaldre, refrigerado y a temperatura ambiente
  • 1 yema de huevo
  • 1 cucharada de leche entera

Así se hace la receta:

Para hacer el relleno de champiñones: Triturar los champiñones en una picadora hasta que estén totalmente picados. La consistencia tiene que ser similar a la de una pasta húmeda.

Ésta pasta hay que agregarla a una sartén que tendremos a fuego medio, con el aceite de oliva caliente, y le añadiremos sal y pimienta negra.

Cocinar la mezcla a fuego medio-bajo hasta que ya no tenga humedad y se haya espesado. Tiene que tener la consistencia de un pa para poder untarlo bien. Apagar el fuego y dejarlo enfriar.

Precalentar el horno a 200 ºC con ventilador.

Para hacer la carne: secar la carne con papel de cocina y sazonar generosamente con sal y pimienta negra. Calentar una sartén grande (en la que quepa la carne) a fuego medio-alto con el aceite de oliva.

Cuando el aceite empiece a echar humo, poner el solomillo encima hasta que esté marrón por todos los lados, de 1 a 2 minutos por cada lado. Lo que se pretende es sellar el exterior de la carne ligeramente, dejando el interior crudo. Apagar el fuego y dejar enfriar en una tabla de cortar.

Cuando esté frío, untamos la mostaza por toda la superficie y lo metemos en el frigorífico unos minutos.

Mientras tanto, extender una hoja de papel de film sobre una superficie lisa y limpia. Encima poner las lonchas de bacon en fila y untar con el relleno de champiñones.

Sacar el solomillo del frigorífico y ponerlo en el medio del paté de champiñones. Cubrir el solomillo por los dos lados con el bacon, apretando con el papel de film para que se quede tieso y no se salga. Meter en la nevera para que se endurezca y conserve su forma.

Limpiar la encimera y enharinarla. Estirar la masa de hojaldre encima y amasar con un rodillo. Sacar la carne de la nevera y quitarle el papel. Poner la carne en un extremo y, con cuidado, enrollar la carne con el hojaldre. Doblar los extremos de modo que quede como un paquete envuelto.

En un bol, mezclar la yema de huevo y la leche. Forrar una bandeja de horno con papel vegetal y poner la carne encima. Untar la mezcla de huevo y leche por todo el hojaldre.

Hornear durante aproximadamente 25 a 30 minutos o hasta que la temperatura interna de la carne alcance los 60 ºC. Sacar del horno y dejar reposar durante al menos 10 minutos antes de cortarlo en medallones. Así los jugos no se derramarán.