Solomillo Wellington

Solomillo Wellington. Las recetas

Solomillo Wellington de ternera

El solomillo de ternera es una pieza perfecta para elaborar el solomillo Wellington. Puedes sorprender a todos tus invitados con esta receta tan bonita por fuera y tan deliciosa por dentro.

Si te resulta muy seco, puedes hacer una salsa jugosa con cebollas y añadírsela por encima al servirlo.

Solomillo Wellington de ternera

Ingredientes:

  • 1 pieza entera de solomillo de ternera de aproximadamente kilo y medio
  • 3 cucharadas de mantequilla
  • 1 chalota picada
  • 1 taza de champiñones, picados
  • 1/2 taza de setas shitake, picadas
  • 1 vaso de vino tinto
  • Aceite de oliva virgen
  • 1 paquete de masa de hojaldre refrigerado, (mejor si es cuadrado)
  • Harina, para que no se pegue la masa
  • 1 yema de huevo, ligeramente batida
  • Sal y pimienta negra, al gusto

Instrucciones:

Precalentar el horno a 220 ºC con ventilador. Pelar y picar la chalota finamente. Picar finamente los champiñones y las setas.

En una sartén, derretir la mantequilla a fuego medio y sofreír la chalota picada, las setas y los champiñones hasta que estén pochados.

Añadir agua y reducir la temperatura a fuego lento, removiendo de vez en cuando, hasta que la mezcla se haya reducido por completo (unos 10-15 minutos).

Verter el vino tinto y dejar que cueza hasta que se haya reducido nuevamente. Sazonar con sal y pimienta negra al gusto. Reservar este relleno en la nevera.

Por otro lado, untar la carne con aceite de oliva por todos lados y sazonar con sal y pimienta negra. En una sartén a fuego medio, dorar la carne por todos los lados, sacar y reservar en el frigorífico.

20 minutos antes de utilizar el hojaldre, sacarlo de la nevera para que atempere y se pueda desenrollar bien. Sobre una superficie de trabajo enharinada, desenrolla la masa de hojaldre y estíralo con un rodillo hasta que pueda envolver el solomillo entero.

Extender la mezcla de setas, champiñones y chalota por el centro de la masa de hojaldre, sin que llegue al borde para que no se salga.

Poner el solomillo encima de la mezcla y enrollar el hojaldre alrededor del solomillo, cerrándolo en la parte inferior y metiendo lo que sobre debajo para que no se vea.

Forrar una bandeja de horno con papel vegetal y poner el solomillo encima con la costura boca abajo. Batir la yema de huevo y untarla con una brocha por todo el hojaldre.

Introducir el solomillo en el horno durante 20 minutos. Bajar la temperatura a 200 ºC y hornearlo 15 minutos más. Si el hojaldre comienza a ponerse muy oscuro, taparlo con papel de aluminio.

El hojaldre tiene que estar dorado, y la carne a unos 60 ºC en el interior (puedes utilizar un termómetro de carne para comprobarlo). Sacar el solomillo del horno y dejar que repose durante 10 minutos antes de trocearlo.

Para servir, cortar el solomillo con un cuchillo afilado en rodajas finas y servir.

Notas.

Al cortar la pieza, la carne debe de tener un color marroncito por fuera y estar rosadita por el centro.

Información nutricional:

  • Calorías: 902
  • Grasas: 50 g
  • Grasas saturadas: 16 g
  • Colesterol: 196 mg
  • Hidratos de carbono: 51 g
  • Fibra: 6 g
  • Proteínas: 57 g
  • Sodio: 924 mg
  • Hierro: 38% de valor diario